Blog

Debido al ritmo de vida actual, muchas personas sufren de estrés y una manera de eliminarlo es el apretamiento o rechinamiento de dientes, también conocido como bruxismo.

El bruxismo es un hábito involuntario del cual el paciente no es consciente a no ser que se manifiesten signos o síntomas tales como desgaste dental afectando a la estética dental, sensación de fatiga muscular, dolor cerca de los oídos e incluso dolor de cabeza. Es durante la noche cuando más apretamos los dientes y la fuerza con la que se aprieta es superior a la que hacemos para masticar los alimentos.

Dejar de apretar sería la solución al problema, pero es muy difícil ya que lo hacemos de manera inconsciente. Durante el día podemos intentar identificar los momentos en los que apretamos y dejar de hacerlo. Esos momentos suelen coincidir con picos de esfuerzo físico como por ejemplo al hacer fuerza para levantar algo pesado, situaciones que requieren concentración como estar trabajando delante de la pantalla de un ordenador y momentos de estrés psicológico como estar en medio de un atasco de tráfico.

Antes de hablar de los medios que disponemos para tratar al paciente bruxista, cabe hacer un inciso sobre el tema del bruxismo en los niños. Es común que algunos niños aprieten o rechinen durante la noche llegando a sufrir un desgaste importante en sus dientes. Si éste no va acompañado de síntomas dolorosos, en principio no debemos preocuparnos, no se conocen bien los mecanismos del bruxismo infantil pero se intuye que es pasajero. Lo que sí podemos hacer es controlar que no existan hábitos de mordisqueo que puedan sobrecargar el sistema masticatorio.

Teniendo en cuenta que la solución del bruxismo es compleja, se abre un abanico de recomendaciones que el paciente puede seguir:

  • Técnicas de manejo del estrés y la ansiedad, la práctica de algún deporte o afición que ayude a desconectar, técnicas de relajación o meditación, etc.
  • Evitar los alimentos duros durante una temporada.
  • Intentar mantener una posición habitual de relajación, es decir, labios cerrados y dientes sin chocar entre ellos.
  • Identificar los hábitos parafuncionales y eliminarlos: el mordisqueo de uñas, pieles, labios, mejillas, objetos como por ejemplo los bolis y masticar chicle son hábitos que sobrecargan la musculatura.
  • Disminuir la ingesta excesiva de excitantes como el café, el té, las bebidas azucaradas y con gas.
  • Evitar la apertura máxima de la boca al bostezar o al intentar comer algún alimento a mordiscos como por ejemplo las manzanas.
  • Mantener un horario lo más regular posible respetando las horas de sueño necesarias para descansar.
  • Controlar el bruxismo nocturno con una férula de descarga realizada por un profesional (dentista) y ajustada periódicamente.

La férula de descarga, también llamada miorrelajante o de estabilización articular, no impide ni evita el apretamiento, lo que hace es minimizar los efectos del mismo a nivel dental, muscular y de la articulación témporo-mandibular (ATM).

Clínica dental Barcelona Dentes, en las próximas entradas del blog hablaremos en detalle sobre las férulas de descarga.

13 Jul, 2018

¿Encías Inflamadas?

Una encía inflamada es aquella que está más hinchada de lo habitual, se ve agrandada y está más prominente. Por norma general, el paciente es capaz de apreciar esta dolencia… Leer más