Blog

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos bucales de estética dental más pedidos en nuestras consultas, pero lo que muchos de nuestros pacientes no saben son los requisitos de salud dental que se deben tener antes de someterse a este tratamiento.

Requisitos dentales para un blanqueamiento

Y es que, aunque el blanqueamiento dental sea un tratamiento no invasivo, todos los pacientes deben tener una boca sana y libre de dolencias antes de someterse a este proceso de estética dental.

Estos son los requisitos que deben cumplir los pacientes antes de solicitar un blanqueamiento:  

  • Deben tener unas encías sanas y libres de placa bacteriana.
  • Una higiene dental cuidada y óptima.
  • Sus dientes deben estar libres de sarro.
  • No deben tener caries ni obturaciones filtradas.

¿El blanqueamiento dental es apto para todos los pacientes?

Como hemos mencionado anteriormente, el blanqueamiento dental es apto para todos los pacientes que cumplan los requisitos anteriores, pero existen algunos casos en los que no se recomienda este tratamiento:

  • Mujeres embarazadas.
  • Mujeres en periodos de lactancia.
  • Niños menores de 13 años.
  • Gente con hipersensibilidad dental.
  • Personas con fisuras profundas en algún diente.

Tipos de blanqueamientos dentales

A día de hoy, existen varias técnicas para este tratamiento estético dental. En Dentes ofrecemos dos de las más conocidas y favorables: El blanqueamiento dental en clínica especializada y el blanqueamiento dental en casa.

  1. Blanqueamiento dental en clínica especializada

El primer tipo se realiza en la consulta. Es un proceso llevado a cabo por los profesionales y resulta mucho más cómodo ya que una vez en casa no debes seguir el tratamiento. Consiste en la aplicación de un gel blanqueador muy concentrado sobre los dientes.

Su parte positiva son los notables resultados en apenas 40 minutos en consulta, pero la parte negativa de este tratamiento de estética dental, es la durabilidad de los resultados, ya que suelen ser mucho menos duraderos que el blanqueamiento dental en casa.

2. Blanqueamiento dental en casa

El segundo, el blanqueamiento dental en casa, es el que solemos recomendar ya que, aunque sea un poco más incómodo que el anterior por la alta implicación que debe tener el paciente, tiene unos resultados mucho más duraderos.

En este caso, los profesionales se dedicarán a realizar unas fundas de plástico transparentes, en las que cada noche el paciente colocará un gel blanqueador que se deja actuar a lo largo de una hora con dichas fundas puestas, durante unas 2 ó 3 semanas aproximadamente.

Cómo mantener el blanqueamiento dental

Para tener una sonrisa perfecta y el tono más blanqueado posible, a parte de deber realizar un tratamiento blanqueador de los mencionados anteriormente, se debe tener un cuidado especial de mantenimiento posterior. Para de esta manera poder alargar mucho más los resultados de dicho tratamiento.

Te dejamos a continuación algunos de los cuidados que deberías tener en cuenta para tu estética dental.

  1. Imprescindible una buena higiene diaria

Una buena higiene bucal diaria es imprescindible, no solo en el mantenimiento del blanqueamiento de los dientes, sino en todos los aspectos.

Cepillarse o no los dientes por lo menos tres veces al día, después de cada comida, determinará tu salud bucal. Mantener una buena higiene en este aspecto, ayuda a prevenir toda serie de enfermedades y además a prevenir la acumulación de partículas que pueden provocar la aparición de manchas en el esmalte.

Es muy recomendable realizar el cepillado como máximo 20 minutos después de cada comida. Y combinarlo con el posterior uso de hilo dental o enjuague bucal para mantener una higiene de tu boca más a fondo.

  1. Evitar según qué alimentos ayuda a prevenir el cambio de pigmentación dental.

Tenemos que recordar que hay muchos alimentos comunes en las dietas, que pueden ser causantes del deterioro del blanqueado del esmalte y destrozar los resultados de este tratamiento estético dental.

Algunas de las bebidas más comunes en desteñir el color del esmalte son el café, el té negro, el vino tinto. Alimentos como la salsa de soja, el vinagre, los caramelos y según qué frutas en exceso también pueden llegar modificar el color de nuestra sonrisa.

  1. Reducir el consumo del tabaco es muy recomendable

En último lugar, pero no menos importante, el tabaco también es un gran causante de que nuestros dientes pierdan el blanqueamiento. Por lo que la reducción de su consumo, o incluso aún mejor, el abandono de su consumo, determinarán notablemente el brillo de tu sonrisa.

 

Desde Dentes, nuestra clínica dental en Barcelona, os recomendamos que pidáis cita en nuestra consulta para una revisión rutinaria. En ella, nuestro especialista os indicará qué tratamientos necesitáis y os comentará los diferentes tipos de blanqueamientos dentales existentes.

20 Sep, 2019

¿Cómo curar un herpes labial?

Los herpes labiales, también conocidos como herpes oral, son una de las infecciones de la boca más comunes en las personas. Suelen aparecer tras periodos de fiebre o resfriados a… Leer más
Pide Cita