Blanqueamiento Blog Children Consejos Dental Dientes Sanos Health Prevención

¿Se acuerda de la última vez que reemplazó su cepillo de dientes?

Igual que durante el día a día reemplazamos la comida en mal estado, la ropa gastada o productos rotos, por múltiples razones debemos saber cuándo es momento de reemplazar nuestro cepillo de dientes, hoy comentaremos los detalles de por que y cuando jubilar nuestro usado cepillo de dientes.

¿Qué pasa si no cambio mi cepillo cuando toca?

Si saber que las bacterias y los hongos se acumulan en las cerdas de su cepillo de dientes con el tiempo no es razón suficiente para reemplazar su cepillo de dientes con más frecuencia,
También existen otros riesgos y problemas poco atractivos relacionados con no reemplazar su cepillo de dientes.
Uno de los riesgos más destacables es dañar las encías, ya que los cepillos de dientes viejos se vuelven ineficaces para eliminar la placa de los dientes, lo que conduce a la gingivitis. Si no se trata, la gingivitis conduce a una infección, que puede provocar la caída de los dientes.
Aún más desagradable, puede enfermarse por el uso excesivo de cepillos de dientes (ver: acumulación de bacterias y hongos), el cepillo de dientes puede generar moho o, lo menos atractivo, puede ingerir partículas no deseadas si se almacena cerca de un inodoro.

Cuándo cambiar su cepillo de dientes

La mayoría de los dentistas recomiendan cambiar su cepillo de dientes cada 3 meses. Con el tiempo, los cepillos de dientes sufren un desgaste normal y se vuelven menos efectivos para eliminar la placa de los dientes y las encías. Los estudios han encontrado que alrededor de los 3 meses es cuando las cerdas se rompen y pierden efectividad.
Otra consideración en la que normalmente no pensamos (y probablemente no nos guste pensar) es que los gérmenes pueden esconderse y acumularse en las cerdas de los cepillos de dientes. Esto hace que sea importante reemplazar su cepillo de dientes después de haber tenido un resfriado, o corre el riesgo de una posible reinfección.
Los hongos y las bacterias también pueden desarrollarse en las cerdas si no se cuidan adecuadamente. Después de su uso, asegúrese de enjuagar y secar bien el cepillo de dientes, guardándolo sin tapar en posición vertical y alejado de otros cepillos de dientes usados. Cuando viaje, asegúrese de cubrir la cabeza de su cepillo de dientes para protegerlo y reducir la propagación de gérmenes.
Preste especial atención a la condición en la que se encuentra el cabezal del cepillo de dientes: si las cerdas están gastadas, desplegadas o deshilachadas, o especialmente si observa cambios de color oscuro, lo cual es señal de moho.

Qué considerar al comprar productos dentales

Pregúntele a su dentista durante su próximo chequeo para obtener recomendaciones sobre lo que debe comprar en función de sus necesidades individuales, su estado de salud dental particular, será determinante.
Algunas sugerencias comunes entre los profesionales dentales son buscar cepillos de dientes con cerdas suaves, ya que las cerdas duras dañan sus dientes y encías, elija un tamaño de cabeza de cepillo que toque uno o dos dientes a la vez, use una pasta de dientes que contenga flúor aprobada por la ADA, considere usar enjuague bucal para combatir aún más la placa y la gingivitis, ¡y no se olvide del hilo dental!

Considere invertir en un cepillo de dientes eléctrico, ya que se ha demostrado que mejoran la salud bucal más allá de lo que puede hacer un cepillo de dientes manual al eliminar la placa, reducir la gingivitis y eliminar las manchas de los dientes. También se ha demostrado que minimizan la cantidad de placa en los dientes de las personas con enfermedad periodontal.