Blog

Uno de los problemas más comunes es el mal posicionamiento y apiñamiento de las piezas dentales. Se trata de un problema de salud dental que a priori parece ser únicamente estético pero que acaba derivando en problemas dentales leves.  

Causas principales del apiñamiento dental

El apiñamiento dental se trata de un problema muy común de posicionamiento que se da cuando no hay suficiente espacio en la encía del paciente. Comúnmente se produce en las etapas de desarrollo de los niños, además, existe un buen número de factores genéticos que hacen que algunas personas sean más propensas a sufrirlo.

Debido a esto, se recomienda llevar a los niños al odontólogo desde pequeños sobre todo si observamos que ha perdido algún diente de leche de manera prematura ya que esto puede conllevar problemas de apiñamiento por la falta de espacio.

También se pueden generar problemas de apiñamiento en el momento que las muelas del juicio deciden irrumpir cuando la dentadura está totalmente formada y no hay espacio para éstas.  

Otros de los desencadenantes, aunque menos común, del apiñamiento se da en personas que han recibido un tratamiento de ortodoncia y no han seguido las recomendaciones de mantenimiento posterior. Esto se debe a la inevitable tendencia de los dientes a volver a su estado inicial, es por esto que se recomienda hacer un uso adecuado de los retenedores.

¿Cómo afecta el apiñamiento a nuestra salud dental?

Uno de los problemas más comunes del apiñamiento es el de la higiene dental y la dificultad que tiene el cepillo para acceder a dichas zonas. Esto genera acumulación de la placa bacteriana, que su vez provoca inflamación de las encías y problemas periodontales.

Además de problemas estéticos, a medida que este problema dental va degenerando provoca que las cargas en la masticación sean descompensadas dando como resultado el agravamiento de los desplazamientos dentales.

¿Cómo podemos solucionar este problema dental?

En nuestra clínica dental Dentes damos un tratamiento especializado a cada paciente, pero en la mayoría de los casos, el apiñamiento se soluciona con un tratamiento especializado de ortodoncia.

Ya sea con un tratamiento con brackets o unos retenedores, la finalidad de estos tratamientos es la de conseguir alinear los dientes y devolverlos a su posición ideal.

Si sufres apiñamiento y crees que necesitas tratamiento, te aconsejamos que te pongas en contacto con nuestros especialista para que puedan diseñar un tratamiento de ortodoncia en Barcelona personalizado.