Blog

Como profesionales de esta clínica dental de Barcelona, sabemos que los dentistas y las golosinas (entre ellas los chicles) no se llevan del todo bien.

Está afirmación es relativamente cierta ya que es cierto que la mayor parte de los chicles tienen azúcares favorecedores de caries, por lo que su consumo rutinario no es aconsejable; pero su uso ocasional nos puede otorgar beneficios para nuestra salud dental.

Así pues, desde esta clínica dental de Barcelona te recomendamos que, por norma general, no consumas estos productos, especialmente aquellas personas que hayan padecido alguna vez de caries. Pero hay más motivos para estar en contra de los chicles.

Motivos por los que esta clínica dental no los recomienda

  1. La masticación reiterada de chicle sobrecarga la musculatura de las articulaciones de la mandíbula. Esta sobrecarga puede llegar a dar problemas como contracturas, especialmente en pacientes que ya de por sí aprietan mucho los dientes, el apretamiento es una enfermedad común como reacción a la tensión diaria.
  2. Cada vez que comemos chicles producimos una saliva más ácida. La acidez provoca destrucción de la superficie del esmalte, y por tanto, más riesgo de caries.

Leído lo anterior, los pacientes de nuestra clínica dental de Barcelona llegan a la conclusión de que los chicles son nuestros enemigos, pero nunca es bueno generalizar. Así pues, no podemos descartar del todo su consumo porque en ocasiones son nuestros aliados.

¿Cuándo es bueno el consumo de chicles?

En pacientes con riesgo de caries alto, por lo general, hay un problema en la cantidad de producción de saliva. Cuando consumimos chicles la producción de saliva aumenta y en este caso el aumento de la cantidad de saliva puede ser un factor favorecedor de la prevención de las caries.

Para ello, puede ser recomendable masticar chicle cuatro veces al día, durante cinco minutos como máximo para no sobrecargar la musculatura de la articulación de la mandíbula.

Es importante no consumir cualquier tipo de chicle. Se deben consumir chicles cuyo componente principal sea el Xilitol, que es un azúcar protector. Para saber si el Xilitol es el componente principal, hay que mirar bien en la etiqueta y comprobar si es el primero de la lista. Si no sale el primero, mejor elegir otra marca.

A parte de los chicles con alto contenido en Xilitol, pueden utilizarse puntualmente otros chicles que se recomiendan para la higiene dental.

En Dentes, tu clínica dental de Barcelona, también recomendamos el consumo de chicles cuando nos resulta imposible cepillarnos los dientes después de comer. Cuando comemos el pH de nuestra boca disminuye y este es uno de los principales factores de riesgo en la aparición de caries.

Al masticar chicles aumentamos el pH y el flujo de saliva, de ese modo favorecemos el efecto de arrastre de restos de comida.

Por norma general podemos afirmar que el consumo de chicles no es bueno, pero en ocasiones puede traernos benéficos. Si tienes alguna duda al respecto, por favor no dudes en preguntarnos en tu próxima visita a Dentes, tu clínica dental de Barcelona de confianza.