Blog

Nuestro objetivo como consultorio dental es ofrecer trabajos predecibles, que duren al máximo en el tiempo. Y muchas veces, para poder hacer que los tratamientos dentales sean predecibles, necesitamos que los dientes o implantes estén alojados en un entorno sano. Dicho entorno son el hueso y la encía.

En la boca tenemos dos tipos de encía, una fina y débil, la del carrillo o la del suelo de la boca, y otra más gruesa que rodea los dientes y en su defecto los implantes. En numerosas ocasiones, dientes e implantes no disponen de esta encía protectora, y ello hace que poco a poco se degraden y acaben perdiéndose.

No es algo inmediato, pero el riesgo de que ello suceda y se pierda el diente o implante dental es alto. Por eso, en muchas ocasiones, si queremos dar un buen servicio a nuestros pacientes, nos vemos en la necesidad de proponer hacer injertos de encía en el paciente.

Con esos injertos conseguimos que quede una encía gruesa rodeando al diente e implante dental y damos salud al diente.  Obviamente, en Dentes nos gusta ofrecer tratamientos lo más sencillos posibles, pues la sencillez implica menos molestia, menos gasto y menos riesgos.

En ocasiones, nos vemos en la necesidad de hacer injertos. Los injertos consisten es retirar encía de algún punto, para luego ponerla alrededor del diente o implante dental a proteger.

Idealmente se obtiene el tejido de detrás las muelas del juicio, lo que implica menos molestias para el paciente y una excelente materia prima. Si ello no es posible, no queda más remedio que obtener el tejido del paladar, con un poco más de molestia que puede prolongarse alrededor de una semana. Para reducir esa molestia se suele colocar una férula que protege la zona donante.

Los injertos de encía son una técnica muy contrastada, con altísimas tasas de éxito, y por tanto muy predecibles. Pero es importante que las ejecuten profesionales de  un consultorio dental muy bien formados: la especialidad en periodoncia, que es como se llaman los dentistas que hacen estas prácticas, se pasan tres años a tiempo completo en la universidad formándose una vez acabada odontología.

Además de la buena formación, es imprescindible que el profesional que lo lleve a cabo cuente con el material y equipamiento adecuado. Y que lo haga con el cariño y la atención que el paciente merece.

En Dentes, tu consultorio dental de confianza, sabemos que con formación, medios adecuados y dedicación los injertos funcionan extraordinariamente bien. Es por eso que damos lo mejor de nosotros mismos en cada práctica.

19 May, 2016

¿Endodoncia o implante?

Hay un debate entre los odontólogos que ha trascendido a la población sobre si es mejor una endodoncia o un implante. En muchas ocasiones se dice que la endodoncia no… Leer más
10 Dic, 2015

La boca seca: un problema habitual

Muchos pacientes, especialmente de sexo femenino y de edad avanzada, acuden a nuestra clínica dental en Barcelona con molestias inespecíficas en la boca que se corresponden a lo que los… Leer más