Blog

Las fracturas de las piezas dentales suelen ser una de las urgencias más diarias más demandadas. Se trata de una dolencia que puede afectar tanto a niños como a adultos, ya sea por accidentes, caídas, peleas, practicando deporte o a veces por los alimentos que ingerimos. 

Aunque esperamos que no tengas que pasar nunca por esto, esta emergencia pasa más de lo que pensamos. Por eso, a continuación te informaremos de una de las soluciones que acabará con el problema del diente roto: la corona dental.  

¿Qué es una corona dental?

Las coronas dentales son prótesis que se colocan de manera fija, solo un dentista puede extraerlos y se utilizan para mejorar la forma de la boca o alinear los dientes. Suelen tener el mismo color que el de los dientes naturales y están creados a partir de porcelana cementada en la cara externa de una corona metálica. 

Cuando la rotura del diente es grande, la solución al problema dependerá de si se ha producido algún daño en la raíz. Por eso mismo, en estos casos, se coloca una corona dental para restaurar la forma del diente para conservar su funcionalidad y devolverle su aspectos natural. 

En la mayoría de casos, la corona puede durar toda la vida, aunque hay veces que se aflojan o se salen por la mala higiene bucal o por ingerir alimentos duros. 

Por tanto, mantener los dientes y los huesos saludables cepillándose con una pasta de dientes con flúor un mínimo de 2 veces al día, combinándolo con el hilo dental y enjuague bucal para evitar los dientes amarillos, es muy importante. 

Al final, el dentista recomienda ponerse corona dental para dar soporte a dientes dañados, para enmascarar las imperfecciones que pueda tener, evitar la caída del diente, cubrir un implante dental, colocar un puente. Una vez fijada, pasarán desapercibidas entre tus dientes y tendrás una sonrisa perfecta. 

Coronas dentales: Beneficios e inconvenientes

Algunos de los beneficios que tienen las coronas dentales y que por eso es recomendable llevarlas en caso de que te pasara alguna de las situaciones anteriores: 

  • Refuerza un diente que esté agrietado o roto.
  • Da soporte a un diente que ha sido dañado por una caries dental.
  • Protege un diente que está desgastado.
  • Aguanta un puente dental. 
  • Evita la “discromía intrínseca”, que es el descoloramiento del diente de una forma muy rápida.
  • Cubre implantes para recuperar los dientes perdidos.
  • Cambia la forma del diente, provocando una mejora estética.

Algunas de los riesgos que tienen este tipo de implantes son los siguientes:

  • Puedes generar alguna reacción alérgica por algunos de los materiales utilizados durante el tratamiento. 
  • Alguna infección que se de en el diente si este no está completamente limpio y sellado.
  • Pueden provocar una mala mordida si no se le da la forma perfecta a la corona, para evitar que esta sea incómoda. 
  • Puede desencadenar también en caries, ya que si no se sella correctamente la corona se pueden acumular bacterias.

Igualmente, si después de la colocación de la dentadura tienes cualquier otro tipo de problema, por ejemplo el hinchazón de las encías, tendrás que llamar a tu clínica dental. Aunque sí que puede existir otro tipo de efectos secundarios que puede provocar un malestar en tu dentadura, como por ejemplo la incomodidad al masticar, la inflamación de las encías o la sensibilidad a los alimentos fríos o calientes. 

Puedes consultar más información en nuestro blog o pidiendo una cita con uno de nuestros dentistas en Barcelona en nuestras clínicas. 

14 Oct, 2016

Realizarse Implantes Dentales en Barcelona

Realizar implantes dentales en Barcelona es un extraordinario método para reponer los dientes perdidos en nuestros pacientes. Funcionan extraordinariamente bien y ciertamente tienen un coste económico alto, pero afortunadamente muy… Leer más
Pide Cita