Blog

Es muy común que con el paso de los años nuestra dentadura se vaya oscureciendo o se vuelva más amarillenta. No obstante, hay otros muchos factores que lo puede provocar y pueden acentuar el problema.

A continuación, te explicaremos aquellos factores que hagan a que uno esté más predispuesto a la aparición de estos tonos tan poco deseados, sus soluciones y métodos de prevención.

¿Por qué los dientes se ponen oscuros?

Medicación o enfermedad

Es una causa no muy conocida ya que hay tratamientos y medicamentos que alteran el color de nuestros dientes. El caso más llamativo es el de la tetraciclina, un medicamento usado para tratar ciertas enfermedades inducidas por bacterias, por ejemplo, la neumonía, ciertas infecciones respiratorias, cutáneas o del sistema urinario. Éste altera el tono de los dientes de forma permanente y es difícil de solucionar. Estos son los más comunes:

  • Tetraciclina
  • Amoxacilina
  • Quimioterapia o Radioterapia por cáncer oral

Fumar

Es el peor enemigo de los dientes y una de las causas más comunes. Su adicción es el principal causante de muchas enfermedades bucales como la gingivitis o, en su estado más avanzado, la periodontitis. El cambio de tonalidad de los dientes es el primer y más visible síntoma de esta adicción, que con el paso del tiempo irá oscureciendo cada vez más.

Nutrición

El consumo habitual de ciertos alimentos también afecta al tono de los dientes, que cada vez se vaya oscureciendo. Las razones residen en la cantidad de pigmentos que poseen y éstos pueden filtrarse entre los poros de los dientes tiñendo el esmalte de las piezas dentales. Los alimentos y bebidas que más tiñen son los siguientes:

  • Café y Té
  • Alcohol
  • Salsa de Soja
  • Curry
  • Tomate
  • Bebidas azucaradas
  • Zumos de frutas ácidas
  • Edulcorantes artificiales

Higiene dental deficiente

Es la causa más común de todas y cada una de las enfermedades bucodentales. Sin embargo, este hábito es el que menos importancia le damos. Un cepillado correcto entre comidas,  hilo dental y enjuague bucal diario, son la solución a muchos de los problemas de los dientes y las encías que hay.

Envejecimiento

Este es el factor más inevitable, ya que con el paso de los años, tanto el diente como su esmalte se van deteriorando, pero si le añadimos otros factores muy comunes como el consumo de tabaco, determinados alimentos o una higiene bucal deficiente, el problema estará más enfatizado.

Genética

Cada persona es un mundo y nadie nace con una tonalidad blanca al 100%, ya que todos tenemos un tono de esmalte diferente. Por lo tanto, no es de sorprender que hayan muchas personas cuya tono natural sea más amarillenta o más oscura.

¿Cómo blanquear un diente oscuro?

En la mayoría de los casos, la eliminación de las manchas de los dientes son más fáciles de lo que pueda parecer. Para ello, lo primero que hay que hacer es detectar sus causas y cómo de oscuras o amarillentas están estos dientes, por lo que, es importante estar bien asesorado por un buen especialista en Estética Dental quién realizará un examen exhaustivo para determinar cuál es el tratamiento estético dental indicado. Los más habituales son los siguientes:

Limpieza bucodental profesional

De todos los tratamientos existentes, este es el más sencillo y rápido, ya que es un procedimiento eficaz si las manchas son superficiales. Como estamos hablando de una limpieza en profundidad, su duración normalmente ronda los 50 minutos utilizando herramientas y productos especiales.

Es importante saber que, independientemente del tratamiento elegido, este proceso hay que hacerlo periódicamente cada seis meses como mantenimiento. No obstante, también se recomienda hacerlo en bocas sanas o con cualquier otro tipo problema, sobre todo en casos de gingivitis. Este tratamiento no solo previene que los dientes oscurezcan o se vuelvan amarillos, sino también otro tipo de problemas con más gravedad como la caries o la gingivitis.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es otra de las soluciones más recurridas en caso de que no estemos ante unas simples manchas. Es una técnica basada en el aclaramiento del color de los tejidos naturales del diente.

El método empleado en Dentes consiste en eliminar los colorantes responsables para que el diente recupere su translucidez, esto se consigue con agentes oxidantes que eliminan aquellos radicales que provocan la tinción. Para ello, es necesario que dichos agentes sean activos, que estén en contacto con esos radicales y que haya esmalte, ya que sin este no será posible blanquear.

Carilla

Es un tratamiento de estética dental indicado a casos más graves que el blanqueamiento dental no ha podido solucionar, como por tetraciclinas. Este procedimiento se encarga de recomponer la pieza dental mediante el uso de diversos materiales, todo esto va en función de la carilla adecuada. Este método es el más caro de los tres y el más invasivo, sin embargo, va dirigido también a resolver otros problemas estéticos relacionados, por ejemplo, tener los dientes partidos. Por lo que, se puede aprovechar para solucionar estos problemas aparte de la tonalidad de los dientes.

¿Cómo evitar que las manchas vuelvan a aparecer?

En ocasiones es inevitable que vuelvan aparecer y más si hablamos de factores hereditarios, envejecimiento o si dependemos de ciertos medicamentos o tratamientos. No obstante, si seguimos ciertas pautas podemos ralentizar el proceso o conseguir que dichas manchas no sean tan visibles.

Higiene dental

Como ya hemos mencionado con anterioridad, es una de las causas más comunes y el factor más fácil de evitar. Por lo que, es dónde más hay que ser más estrictos. Las pautas son las siguientes:

  • Cepillarse los dientes justo después de cada comida.
  • Usar cepillo de cerdas suaves para no dañar el esmalte y las encías.
  • Usar hilo dental durante el lavado de dientes.
  • Usar un enjuague bucal que tenga flúor.
  • Cambiar cada 3 meses el cepillo o cabezal eléctrico.
  • Acudir a un profesional cada seis meses para que realice una limpieza dental con profundidad.

Nutrición

Sabemos que quizás esta opción sea la que más nos cueste seguir, ya sea por estar muy acostumbrados a bebidas como el café o que hayan alimentos que estén muy presentes en nuestras dietas, por ejemplo, el curry o la soja. Pero limitar el consumo de dichas bebidas y alimentos sería otro punto a considerar si se quiere prevenir su aparición.

Tabaco

Después de la deficiente higiene bucal, el tabaco esta es la siguiente causa más común. No es una novedad afirmar que su consumo es muy dañino para la salud, ya que es toda una fuente de enfermedades que nos hacen perder mucha calidad de vida. El hecho de seguir con este hábito, la vuelta de las manchas será inminente. Considera dejar de este hábito, ya no solo por este problema estético sino por su salud.

Si estás decidido a hacer este tratamiento, no dudes pedir cita en nuestra clínica dental en Barcelona o simplemente ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Nuestros especialistas en estética dental te asesorarán y determinarán cuál es el tratamiento idóneo para recuperar una bonita sonrisa.