Consejos Dientes Sanos Prevención

 

El dolor de muelas es completamente impredecible y, a veces, te toma por sorpresa en el momento más inoportuno, por ejemplo, en un viaje de negocios o de vacaciones.

 

Al mismo tiempo, el paciente no siempre tiene la oportunidad de visitar al dentista de inmediato, pero la incomodidad que ocurre con el dolor agudo es casi imposible de soportar.

 

En este caso, la tarea principal es encontrar una manera de aliviar el malestar y tratar de programar rápidamente una visita al médico.

 

¿Por qué se produce el dolor de muelas agudo?

 

El dolor es casi siempre un síntoma de un proceso inflamatorio, no aparece así. Una de las causas más probables es la pulpitis, que a menudo sigue a una caries no tratada. Con esta enfermedad, la pulpa se inflama: tejidos blandos que llenan la cavidad del diente, que contienen muchas terminaciones nerviosas.

 

De ahí el dolor, que, por regla general, aumenta en la posición supina, por lo que los ataques de dolor agudo a menudo ocurren por la noche. Con pulpitis, el dolor es agudo, palpitante, puede irradiarse no solo a los dientes adyacentes, sino incluso al oído o la garganta.

 

Otro dolor de muelas agudo suele acompañar a la periodontitis, es decir, la inflamación de la parte superior de la raíz del diente. Además de las sensaciones dolorosas durante la periodontitis, el paciente puede verse afectado por la hinchazón de las encías, los quistes y la secreción purulenta.

 

 El dolor agudo es el resultado de una lesión mecánica en el diente o en los tejidos que lo rodean. La hiperestesia o el aumento de la sensibilidad de los dientes también causan dolor, que pasa lo suficientemente rápido, pero trae muchos inconvenientes.

¿Por qué es peligroso el dolor de muelas agudo?

 

Si ahogas el dolor tú mismo, esto traerá alivio solo por un tiempo, y luego regresará una y otra vez. Esto está plagado del hecho de que el dolor se volverá crónico, la inflamación se desencadenará y provocará problemas de salud graves.

 

Es muy posible perder un diente si la enfermedad en sí, que provoca episodios de dolor agudo, no se cura. Cuanto antes pidas cita con un especialista, más fácil y rápido será el tratamiento.

Cómo aliviar el dolor de muelas en casa

 

Por supuesto, la mejor opción no es automedicarse, sino buscar la ayuda de un dentista que diagnostique, determine la causa del dolor y ofrezca un plan para solucionar el problema. Sin embargo, entendemos que no siempre es posible visitar a un médico de inmediato, por lo que antes de la visita, puedes intentar aliviar el dolor con remedios caseros.

 

Éstos incluyen:

 

  • Enjuague con hierbas medicinales: por ejemplo, salvia, orégano, corteza de roble, manzanilla, caléndula ayudan bien;
  • Tomar analgésicos. Recuerde que debe llevarse a cabo con sumo cuidado, no use medicamentos potentes, especialmente antibióticos, sin receta médica;
  • Masaje de ciertos puntos del cuerpo, en particular, en las manos entre el índice y el pulgar;
  • Compresas (solo que no calientes; no se recomienda encarecidamente calentar un diente dolorido).

 

Para no pensar en el dolor, puedes intentar distraerte, cambiar tu atención a un pasatiempo o trabajo. La actividad vigorosa en este caso incluso es bienvenida, pero acostarse, por el contrario, no vale la pena, ya que en la posición supina es probable que la presión sobre el diente dolorido solo aumente.

 

 Si el dolor es provocado por condiciones externas, por ejemplo, una diferencia de temperatura en la cavidad oral (el té caliente después de un helado frío es un clásico), ese efecto debe eliminarse lo antes posible y también tratar de no masticar el lado dolorido.

 

Recuerda que la automedicación puede tener consecuencias graves y todos los remedios caseros solo reducen los síntomas, pero no combaten la enfermedad que causó el dolor. Por lo tanto, el dolor definitivamente regresará nuevamente si no visitas al dentista de manera oportuna.