Blog

Una encía inflamada es aquella que está más hinchada de lo habitual, se ve agrandada y está más prominente. Por norma general, el paciente es capaz de apreciar esta dolencia ya que a simple vista estos cambios son muy evidentes.

Este tipo de enfermedades, si no son tratadas a tiempo pueden progresar alcanzando el hueso que rodea y sostiene los dientes. Además, se trata de una dolencia que la pueden padecer personas de cualquier edad, pero bien es cierto que son mucho más comunes en personas adultas.  

¿Cuáles son las enfermedades de las encías más habituales?

La gingivitis

Es la etapa inicial de la enfermedad de las encías, consiste en una inflamación de las encías y es la más fácil de tratar. La causa principal de esta dolencia es la acumulación de placa bacteriana, una fina película compuesta por saliva y bacterias que recubren nuestros dientes y encías.

La gingivitis es el resultado de una higiene diaria deficiente. Si el cepillado y el hilo dental no elimina la placa, ésta se va acumulando en nuestros dientes y encías, con lo que a la larga acaban por irritar el tejido y causar la gingivitis.

El periodontitis
Cuando la gingivitis no se trata a tiempo, esta enfermedad deriva convirtiéndose en una enfermedad periodontal llamada: periodontitis. Es una enfermedad infecciosa de las encías que afecta al periodonto, el tejido que rodea y protege nuestros dientes.

El periodonto lo podemos dividir en dos partes: periodonto de protección, formado por la encía; periodonto de sujeción, compuesto por el cemento dentario, ligamento periodontal y hueso alveolar. A medida que la enfermedad de la periodontitis va avanzan empieza a destruir el periodonto de protección y llega hasta el periodonto de sujeción.

Inevitablemente, cuando los dientes pierden el soporte que los mantiene causado  por el desgaste progresivo del hueso alveolar empiezan a moverse y acaban cayéndose.

¿Cómo podemos tratar la enfermedad de las encías?

Así pues, si notáis alguno de estos síntomas, os recomendamos que acudáis a nuestra clínica dental en Barcelona. Una vez allí, nuestros especialistas en salud dental os darán el tratamiento correspondiente para vuestra enfermedad de las encías.

Pero para poder evitar la inflamación de las encías, os recomendamos tener una higiene dental impecable. Así pues, cepíllate los dientes 3 veces al día, haz uso del hilo dental y complementa tu higiene bucal con el uso de un colutorio.