Blog

Cuando navegamos por internet y utilizamos Facebook, una cosa que nos sorprende es la cantidad de tratamientos de estética dental que compañeros comparten por esta red social. En ella se ven muchos y magníficos tratamientos dentales, como por ejemplo tratamientos de odontología restauradora. Pese a nuestra prevención inicial, debemos saber valorar los aspectos positivos y negativos de estas publicaciones.

 

La primera consideración que debemos hacer es ético-legal. En ningún caso los profesionales de la salud dental deberíamos utilizar indebidamente información médica de nuestro consultorio dental. Las fotografías de nuestros pacientes son información médica. Para utilizarla deberíamos disponer de la autorización de nuestros pacientes para poder mostrarlas.

 

La segunda consideración es que el hecho de colgar casos tratados con gran exquisitez técnica, es bueno para la mejora del campo de la salud dental. Ver profesionales capaces de conseguir resultados técnicos brillantes, es beneficioso para que todos los profesionales dentales tratemos de mejorar. En la clínica dental Dentes, creemos que el hecho de estar diariamente sometidos a una avalancha de casos bien resueltos, es un incentivo para conseguir resolver nuevos casos. También es bueno para los usuarios, porque permite ver qué se puede conseguir con los tratamientos dentales.

La tercera consideración es que aprender de la red es a la vez bueno y peligroso. Muchos de los casos que se nos presentan no tienen una validación científica de soporte.  Esto puede llevar a profesionales a utilizar técnicas y materiales de los cuales aún no conocen sus efectos a largo plazo.

 

La cuarta consideración es la finalidad por la que se publican estos contenidos. Hay dentistas que comparten los casos clínicos de éxito para ayudar a otros dentistas a mejorar o para mejorar la percepción de la profesión. Otros profesionales tienen la finalidad de promocionarse para obtener nuevos pacientes.  Por otro lado, existen los profesionales de la salud bucodental que utilizan estos contenidos con la finalidad de que otros profesionales del campo les contraten en su consultorio dental o se apunten a sus cursos de formación. Todas son razones legítimas pero es necesario ser prudente a la hora de tomar decisiones basadas en estos documentos.

 

Por un lado nadie suele colgar sus fracasos o problemas cuando trata de promocionarse. Cabe considerar el hecho de que lo que veamos como un gran éxito no sea reproducible en la realidad de otro paciente, incluso por el mismo profesional. Además, puede ser que no sea lo más aconsejable, ni lo más ético. Por otro lado, al ver el éxito del caso, como dentista especializado es difícil no imitarlo y como paciente no estar interesado en que traten tu dolencia con dicha técnica.

 

Desde este consultorio dental ofrecemos el mejor resultado a nuestros pacientes tanto en el ámbito sanitario como en el ámbito económico. Todo tratamiento ofrecido debe ser predecible, teniendo en cuenta la biología humana, con soporte o consenso científico.

 

Por otro lado, las técnicas y artículos visualizados en Facebook pueden ser muy atractivos pero puede que no se ajusten necesariamente a lo que la evidencia o el consenso científico aconseja. No hay que oponerse a consultar este tipo de artículos pero se debe ser cauto. Existen profesionales que lo comparten para que otros profesionales de la estética dental puedan avanzar en sus tratamientos, pero no todos tienen la misma finalidad.

 

Dentes, tu consultorio dental, está día a día innovando y mejorando sus tratamientos para poder ofrecerte el mejor de los servicios en salud dental.

 

01 Sep, 2019

¿Qué es la leucoplasia?  

La leucoplasia no está atribuida clínicamente a ninguna enfermedad, con lo que no podemos nombrarla como tal, simplemente podemos decir que se trata de la aparición de unas manchas color… Leer más
Pide Cita