Blog

La salud de un niño es una de las preocupaciones más habituales en los padres, entre ellas la salud bucal debido al gran consumo de dulces y bollerías que frecuentan en las dietas de los más pequeños.

No obstante, la salud dental no solo depende del tipo de alimentos que se ingieren si no de los hábitos de higiene oral que se siguen también.

En este artículo te aconsejaremos sobre los mejores hábitos para el cuidado bucodental de los niños y así poder crecer con unos dientes sanos y fuertes.

¿Qué higiene dental debe seguirse en niños de 1 a 3 años?

Para los primeros dientes de leche lo más recomendable es cepillarlos hasta 2 veces al día con cepillos de dientes con cerdas suaves y una pequeña dosis de dentífrico sin flúor para evitar la acumulación de placa y de bacterias.

A partir de los 2 años ya podemos comenzar a utilizar dentífrico con flúor para prevenir la aparición de caries e incentivarlos a que comiencen a cepillarse los dientes ellos mismos, siempre asegurándonos de que lo hacen correctamente.

Entre los 2 y los 3 años ya podemos empezar aplicar el hilo dientes ya que comienzan a formarse las primeras filas de dientes donde se suelen acumular los restos de comida.

Llegados a los 3 años los padres deben comenzar a dar más importancia al consumo de bebidas azucaradas como zumos y alimentos procesados como bollería y patatillas, pues afectan en gran medida tanto a la salud bucal como física y anímica de los niños.

¿Qué actividades realizar para incentivar la buena higiene dental de los niños?

Motivar a los niños más pequeños para mantener unos buenos hábitos de cuidado bucal puede no ser una tarea fácil.

Por ello deberemos incentivarlos con actividades como enseñarles cómo hacerlo, utilizar cepillos dentales con sus dibujos animados favoritos, crear juegos mentales como “cepillarse bien los dientes para que el Ratoncito Pérez venga”, de tal forma que les resulte divertido hacerlo y que se convierta en un hábito.

Consejos de higiene dental para niños

Reservar el consumo de dulces y bollerías para ocasiones puntuales en las que premiar a los niños, de esa forma entenderán y aprenderán que es algo puntual y no rutinario.

Habituar a los niños a cepillarse mínimo 2 veces al día o incluso después de cada comida, haciéndoles entender que después de cada ingesta quedan restos de alimentos en la boca.

Cuando ya son más mayores, enseñarles las técnica más adecuadas para la higiene bucal, tanto el cepillado desde la encía hacia el diente, de uno en uno y con movimientos circulares como el uso de hilo dental que permite llegar a zonas a las que el cepillo no puede, realizando una limpieza más completa y profunda.Podrás aprender más consejos sobre la higiene dental para niños en nuestro artículo sobre actuación contra las caries infantiles.

07 Ene, 2016

Salud dental: visitas de revisión

Las salud dental es un tema muy importante, por eso te recordamos que la  prevención es una de las recetas más eficaces para detectar de forma temprana todas las patologías, y… Leer más
Pide Cita