Blog

Hace más de 25 años que en nuestra clínica odontológica Dentes no utilizamos amalgama de plata. Empezamos así porque no queremos que parezca que tratamos de defender este material. Pero todas las semanas hay algún paciente que nos pregunta si utilizamos en la odontología restauradora materiales de obturación (así llamamos los dentistas a los empastes) blancos u “oscuros”, así como si las obturaciones de plata son tóxicas y es mejor cambiarlas. Pero vayamos paso a paso.

Las amalgamas de plata contienen mercurio, y el mercurio es un metal pesado muy contaminante, que a dosis altas puede provocar intoxicaciones (saturnismo). Dicho así, da un poco de miedo, pero en realidad el mercurio dentro de la amalgama con plata es muy estable y no se libera al medio oral. De hecho no hay ninguna publicación científica (y hace cien años que se utiliza) que demuestre una posible toxicidad en paciente por la amalgama de plata presente en sus obturaciones. Pese a esa ausencia, por prudencia o por presiones socio-económicas, en algunos países se ha prohibido su utilización en menores y embarazadas.  Algunos dentistas autodenominados “bioenergéticos”, y determinadas tendencias como la homeopatía, afirman que la amalgama de plata provoca campos eléctricos que pueden comprometer no sólo nuestra salud dental,  sino también la salud en general. Incluso algunos tratan de demostrarlo midiendo esos campos eléctricos. No hace falta medir: dos metales colocados en un medio salino (y la saliva lo es) provocan siempre un campo eléctrico, de hecho eso es una pila eléctrica. Diferente es que ese campo eléctrico sea de verdad nocivo para el paciente.

Aceptemos que un paciente quiere retirarse las amalgamas de plata de la boca. Para ello hay que cortarlas con una fresa montada en una turbina (si, el aparatito que gira a gran velocidad, silba y da tanto terror en algunas películas). ¡Y al hacerlo, se liberan inevitablemente vapores de mercurio!. Así, paradójicamente, la mayor contaminación por mercurio tiene lugar al retirarlo. Por ello, es muy importante que el dentista tome medidas de prudencia al quitarla, poniendo un aislamiento con dique de goma (una goma que recubre todos los diente, y por la que asoma el diente a tratar por un pequeño orificio).

Habrán podido deducir que en nuestro consultorio dental no somos muy anti-amalgama. Entonces, ¿Por qué no la usamos?

  • Porque en primer lugar, compromete la estética dentales. Siempre son preferibles los materiales blancos.
  • Porque para colocarla, hay que recortar mucho el diente, mientras que con los materiales blancos (adhesivos), no es preciso ser tan agresivos con el diente.
  • Y porque con la humedad se hinchan, y en ocasiones pueden llegar a quebrar dientes si son demasiado grandes.

Vamos, que en nuestra clínica dental Barcelona no nos gusta poner amalgama… pero por motivos bien distintos a los que se leen en la prensa no especializada. Aunque al final, el motivo es menos importante, pues el resultado es el mismo: no usamos amalgama.

14 Oct, 2016

Realizarse Implantes Dentales en Barcelona

Realizar implantes dentales en Barcelona es un extraordinario método para reponer los dientes perdidos en nuestros pacientes. Funcionan extraordinariamente bien y ciertamente tienen un coste económico alto, pero afortunadamente muy… Leer más
02 Jul, 2019

¿Qué comer con ortodoncia?

Cada vez son más los pacientes que deciden hacerse un tratamiento de ortodoncia, ya sea para un simple beneficio estético, por una mala posición de la dentadura (apiñados o separados)… Leer más