Blog

Cepillarse los dientes es algo que hacemos a diario pero muchos de nosotros lo hacemos de manera automática sin prestar demasiada atención. En otras palabras, lo tomamos más como algo rutinario que como un ejercicio de limpieza dental y cuidado personal.

No importa cuántas veces al día os cepilléis los dientes ya que sino lo hacéis de forma correcta es posible que aparezcan caries y otras complicaciones.

 

Prepararse para el cepillado

Primero hay que tener en cuenta vuestras necesidades, y en base a éstas escoger los elementos adecuados para un cepillado correcto como:

  • Un cepillo de dientes adecuado. Bien puede ser de cerdas suaves o medio, esto dependerá de la sensibilidad de las encías. No se recomienda el uso de cepillos de dientes con cerdas demasiado duras ya que éstos tienden a maltratar las encías y el esmalte dental. Y por cierto, no os olvidéis de renovarlo cada 3 meses.
  • El dentífrico también debe ser el adecuado según el tipo de dentadura. Se recomienda para los adultos usar un dentífrico con flúor ya que éste ayuda a la resistencia y dureza del esmalte. La cantidad de pasta dental no debe ser mayor que el tamaño de una guisante. Muchas personas piensan que cuanta más pasta de dientes más limpieza, cuando en realidad esto es irrelevante ya que lo realmente importante son los movimientos del cepillado.
  • Se deben usar otros complementos que ayuden a reforzar el cepillado como enjuagues bucales o el hilo dental.

 

El momento y la forma correcta de cepillar los dientes

Una buena higiene dental evita futuras complicaciones dentales que provocan la necesidad de someterse a tratamientos de periodoncia, sigue el enlace anterior si quieres saber más sobre nuestros tratamientos.

Para empezar, el cepillo debe colocarse frente a los dientes formando un ángulo de 45º con respecto a las encías y frotar con suaves movimientos circulares. Los movimientos horizontales no limpian correctamente y solo tienden a maltratar las encías, por ello debemos evitarlos.

No debemos olvidar las muelas, ya que son las que más restos de alimentos suelen acumular. Para limpiar las muelas coloca el cepillo de forma perpendicular a los labios y cepilla desde dentro hacia afuera. Repetirás este mismo movimiento en la parte inferior y superior de la boca.

La lengua también debe formar parte del ritual del cepillado, ya que acumula grandes bacterias que producen el mal aliento.

En cuanto a la duración, debe oscilar entre 2 y 3 minutos para lograr un cepillado completo y eficaz. Entre cada cepillado no deberían de pasar más de diez horas, ya que esto aumenta la acumulación de bacterias, es por ello que se recomienda lavar los dientes después de cada comida o por lo menos dos veces al día.

En Dentes como profesionales de la higiene bucodental en Barcelona os recomendamos tener 2 revisiones anuales que ayuden mantener la salud dental de vuestra boca.

 

28 May, 2019

¿Cómo eliminar el sarro?

El sarro, también llamado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana endurecida sobre los dientes por causa de la acumulación de minerales sobre la placa bacterian del mismo diente. … Leer más