Salud Bucal

La lengua es una de esas cosas que todos damos por sentado, pero que es mucho más que una parte del cuerpo cualquiera. Nuestra lengua juega un papel clave en la capacidad de saborear y tragar alimentos, pero también puede brindarle a su dentista pistas sobre su salud en general y bucal en particular. De hecho, es posible que se sorprenda de lo que su lengua es capaz de descifrar sobre la salud.

Revestimiento blanco

Idealmente, la lengua debería ser de un tono rosado. Si algunas partes parecen estar cubiertas con una sustancia blanca, podría deberse a candidiasis oral, un crecimiento excesivo de hongos que se produce dentro de la cavidad bucal. Por otro lado, la causa también puede ser por falta de cepillado, ¡así que recomendamos no olvidarse de la lengua al cepillarse los dientes!

Manchas blancas

La leucoplasia es una afección que puede ocurrir si la lengua se ha irritado, y puede ser causa de consumir tabaco. Lo más recomendable es dejar el hábito de fumar, pero en última instancia depende de usted. Aún así, programe una cita con su dentista para estar seguro y descartar otros problemas.

Lengua demasiado roja

Si bien una lengua demasiado roja puede ser un síntoma de la enfermedad de Kawasaki, se asocia mucho más comúnmente con una deficiencia de vitaminas, como el ácido fólico o la B-12. La solución podría ser simplemente agregar a su rutina un suplemento vitamínico, pero recomendamos encarecidamente visitar a su dentista si el síntoma perdura.

Parches irregulares rojos

Si su lengua parece un mapa toscamente dibujado de manchas rojas irregulares con baches es posible que tenga fiebre alta. En ese caso, descanse y siga las indicaciones de su médico.

Lengua tierna y dolorida

Si su lengua presenta mucha sensibilidad en algunas partes o su totalidad, podría tener una alergia alimentaria o una úlcera bucal en desarrollo. Si no desaparece después de un tiempo, acuda a su dentista para una opinión profesional.

Lengua peluda

Si bien suena algo extraño, a veces una acumulación de proteínas puede hacer que pequeñas protuberancias se alarguen y atrapen la comida, lo que da como resultado lo que parecen pequeños mechones de cabello. Por lo general, un buen cepillado de lengua lo podrá solucionar, pero es conveniente consultar a un profesional.

Si está preocupado por su lengua o simplemente quiere programar un chequeo dental, en Roig Espona encontrará un equipo altamente cualificado que atenderá todas sus dudas. ¡Visítenos!

Pide Cita