Blog

 

Tener miedo al dentista, desgraciadamente, es muy común entre los niños. Se debe a la mezcla entre el temor a lo desconocido y los tratamientos invasivos a los que de manera ocasional acaban expuestos.

Si al llegar a la consulta empieza a llorar, se esconde detrás de nosotros, realiza movimientos para dificultar el trabajo de los odontólogos o empieza a encontrarse mal justo antes de acudir al especialista, es indicativo de que nuestro hijo o hija tiene miedo al odontopediatra.

¿Cómo es la primera visita al dentista infantil?

En esta primera visita, el odontopediatra examinará todas las piezas dentales revisando su dureza, su color y examinará si hay caries.

Para prevenir el miedo al dentista infantil, se debe ir acostumbrando al pequeño a acudir a la consulta desde que le salen los primeros dientes. Gracias a esto, conseguiremos que se vaya familiarizando con la consulta y el ambiente de esta.

Además de esto, se deben hacer revisiones periódicas en las que se aplicará el tratamiento de selladores oclusales. Es una técnica no invasiva que evita la aparición de caries en los dientes de los más pequeños.

Este tipo de tratamiento, acompañado de una rutina de higiene dental, hará que preservemos intacta su salud dental, evitando así los tratamiento invasivos como la extracción de dientes.

¿Cómo reducir el miedo al dentista infantil?

Antes de llevarlos al dentista infantil, os recomendamos que os acompañen de vez en cuando al odontólogo. De esta manera, se irán familiarizando con las clínicas dentales, el instrumental y el ambiente de estas.

Al ver que no nos asustamos ni nos hacen daño, se darán cuenta que la clínica dental no es un entorno hostil y así evitaremos que acudan al odontopediatra asustados. Además, le transmitiremos confianza y ganará seguridad.

Otro punto que debemos tener en cuenta es el de no hacer comentarios negativos. Es decir, si nos oyen hacer este tipo de comentarios creerán que los dentistas y todo lo relacionado con la salud dental es dañino y una amenaza para ellos.

Y por último, buscad un odontopediatra en Barcelona de confianza que esté acostumbrado a tratar con los niños, uno que les pueda ayudar en sus situaciones de estrés. Si seguís todos estos consejos, vuestro hijo o hija irá a la consulta de manera despreocupada y no le tendrá pánico al momento de las revisiones o tratamientos dentales.

13 Jul, 2018

¿Encías Inflamadas?

Una encía inflamada es aquella que está más hinchada de lo habitual, se ve agrandada y está más prominente. Por norma general, el paciente es capaz de apreciar esta dolencia… Leer más