Blog

 

Probablemente no conocerás todas las complicaciones, infecciones o dolencias que pueden desarrollarse tras una intervención dental. Por ello, desde Dentes, una clínica dental en Barcelona, queremos ayudarte con tus dudas sobre cualquier procedimiento dental y por ello, en este artículo te traemos una de las complicaciones más comunes de las extracciones dentales.

¿Qué es la alveolitis?

Un alvéolo dental es el orificio donde se alojan los dientes, localizados en los maxilares. Teniendo esto en cuenta, cuando se realiza una extracción de una pieza dental, sobre todo en el caso de una muela del juicio, se puede producir lo que se llama alveolitis dental.

La alveolitis dental es una infección y/o complicación que se puede generar entre 24 a 120 horas después de una extracción dental, suelen sufrirla un 4% de los pacientes que se someten a este proceso aunque no es preocupante ya que remite con los días.

¿Por qué se produce alveolitis?

Después de una extracción dental, lo normal es que se forme un coágulo sanguíneo en el alvéolo. Esto hace que el hueco que deja el diente, el hueso y las terminaciones nerviosas de la cavidad dental vacía estén protegidas y puedan curarse con normalidad. Además, la formación de este coágulo también es muy importante para el crecimiento normal de un hueso nuevo.

Cuando esto no ocurre, es decir, cuando este coágulo no se crea, se rompe, desaparece o se infecta, deja expuesto al hueso del alvéolo y a las terminaciones nerviosas a la infiltración de cualquier agente externo o bacteria, lo cual generará dolor e inflamación de la zona.

Tipos de alveolitis

Alvéolo Seco dental

La alveolitis seca se crea cuando el coágulo sangre que protege el alvéolo no está y el hueso y los nervios quedan expuestos, lo cual genera dolor y retrasa la curación.

Alvéolo húmedo

La alveolitis húmeda se crea cuando hay una infección del coágulo y del alvéolo, teniendo este último una apariencia sangrante y oscura.

¿Cuáles son los síntomas de la alveolitis dental?

Hay que tener en cuenta que tras cualquier intervención dental, tales como la colocación de implantes dentales, realización de una endodoncia, restauraciones dentales o extracciones dentales, es normal sentir alguna molestia horas después de la intervención, pero esta será tolerable con analgésicos y desaparecerá en los dos primeros días. Si esto no es así, puede que estés ante una alveolitis dental. Sus síntomas suelen ser:

  • Dolor intenso, a veces en aumento con el paso de los días, en el lugar donde se realizó la extracción. Puede que este dolor se extienda en el lateral del rostro dónde están las terminaciones nerviosas, hacia los oídos, la sien o el cuello.
  • Mal aliento, mal sabor de boca.
  • Se observa la pérdida parcial o total del coágulo de sangre, verás una cavidad vacía e incluso podrías ver el hueso. O por el contrario podrías ver la zona oscurecida y con aspecto sangriento.
  • Fiebre e inflamación de los ganglios.

Si padecieras alguno de estos síntomas o notarás un dolor en la zona que empeora con los días, debes contactar con nuestra clínica dental en Barcelona.

¿Cómo se puede tratar esta infección?

El primer paso es acudir a la consulta del dentista, una vez hecho esto, el dentista limpiará la zona del alvéolo para desinfectarla y cubrirá el alvéolo con un gel de clorhexidina o bien con una gasa impregnada.

Dependiendo de la gravedad, puede aconsejarle enjuagues bucales y recetarle analgésicos y/o antibióticos. Con todo ello, los síntomas deberían desaparecer en 24 horas.

¿Se pueden prevenir las complicaciones en un alvéolo dental?

Si pensamos en cómo prevenir esta infección, hay que tener en cuenta que hay ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir alveolitis, de los cuales algunos se pueden evitar:

Higiene dental inadecuada. Normalmente, el dentista te dará consejos de higiene dental específicos para después de la extracción. Aún así, cepillate los dientes después de cada comida evitando la zona extracción los primeros días.

Extracción complicada. En primer lugar, asegúrate de que tu dentista es un buen profesional o podrás sufrir un traumatismo producido por su inexperiencia, el cual dificulte la curación. En algunas ocasiones aunque tu dentista sea un buen profesional, la extracción puede ser difícil y tocar mucho la zona, lo cual aumenta las probabilidades de alveolitis.

Tabaquismo. Las sustancias químicas que contienen los cigarros pueden impedir o retrasar la cicatrización de la herida, además, aumentan mucho la probabilidad de infección. Y por si no fuera poco,la aspiración del humo puede llegar a perjudicar la formación del coágulo de sangre.

Edad. Las personas de edad avanzada, debido a su empeoramiento de cicatrización y de defensas tienen más probabilidades de tener complicaciones en una extracción dental.

Toma de anticonceptivos orales. Los estrógenos que contienen los anticonceptivos pueden alterar y complicar la cicatrización.

Haber padecido alveolitis dental. Si ya has padecido esta infección las probabilidades de volverla a tener son más altas.

Teniendo en cuenta todo esto, lo más importante para prevenir la alveolitis es que en primer lugar escojas una clínica dental en Barcelona de calidad, con una eficacia clínica contrastada ya que tu salud bucal es muy importante.

En segundo lugar, es muy importante que previamente comentes a nuestros especialista si tomas medicamentos, anticonceptivos o si padeces alguna enfermedad para poder llevar mejor el procedimiento, de la misma manera, debes escuchar y seguir los consejos que te de este para después de la extracción dental.

Pide Cita