Consejos Dientes Sanos Prevención

Para restaurar la integridad de la dentición, no es necesario instalar un implante. Existe otra técnica que consiste en devolver un diente caído a su propio lugar. Este procedimiento dental se llama reimplantación de dientes.

 

¿Qué es la reimplantación/trasplante de dientes?

 

La reimplantación dental es un procedimiento único en odontología quirúrgica que permite devolver el incisivo que se ha caído como consecuencia de una lesión en su lecho alveolar. Esta operación es bastante complicada y la realizan principalmente adultos. Los dientes de una sola raíz están sujetos predominantemente a la reimplantación, ya que son ellos los que se caen con mayor frecuencia durante las lesiones.

 

Al mismo tiempo, en algunas situaciones, es posible realizar la reimplantación de un diente caído en niños. Es cierto que esto requiere evidencia especial.

¿Cuándo es necesaria la reimplantación de dientes? 

 

Para dañar la integridad del diente, no necesariamente está sujeto a un trauma severo. El daño y pérdida de dientes se produce por luxación de la mandíbula, fractura, accidentes y golpes, caídas, etc.  

 

 Al mismo tiempo, la reimplantación no siempre está indicada para pacientes con pérdida de dientes. Todo lo decidirá el dentista, ya que la efectividad del procedimiento también dependerá de tales factores: 

 

  • Si el diente caído tiene daños graves: es poco probable que el médico pueda ensamblarlo en partes e instalarlo en su lugar, la corona debe estar lo más completa posible;
  • Si hay daños profundos en el agujero.

 

 

En estos casos, el diente definitivamente no echará raíces.

Indicaciones y contraindicaciones para la reimplantación de dientes

 

El trauma de la mandíbula y, como resultado, la pérdida de dientes están lejos de todas las indicaciones para la reimplantación. Este trámite se realiza con: 

 

  • Periodontitis crónica, que durante mucho tiempo no es susceptible de tratamiento; 
  • Complicaciones resultantes de errores en el tratamiento dental.
  • La ausencia de la posibilidad de extraer la raíz del diente por un método más familiar.
  • Proceso purulento o inflamatorio asociado con la aparición de infección y localizado en el periostio.

 

  •  Forma aguda de periostitis en la mandíbula.

 

¿Cómo va la preparación? 

 

Dado que la reimplantación es un procedimiento quirúrgico serio, requiere una preparación adicional. En la etapa inicial, el dentista examina cuidadosamente la cavidad oral para elegir el tipo de procedimiento y predecir el curso de los acontecimientos. Otros pasos de preparación incluyen: 

 

  1. Determinación de la presencia o ausencia de enfermedades en la cavidad bucal: caries, infecciones, etc. 
  2. Limpieza del esmalte de la placa , que puede ocultar bacterias dañinas que afectan la recuperación después de la reimplantación.
  3. Cortar la parte superior de la raíz del diente, si es necesario, rellenar los canales.

 

 

También hay pautas que los pacientes deben seguir en el período previo al procedimiento. Entonces, por ejemplo, el día anterior a la operación no puede someterse a un esfuerzo físico fuerte, beber alcohol, fumar.

 

Es importante señalar que este procedimiento también tiene contraindicaciones. Éstos incluyen: 

 

  • La formación de grietas profundas en la superficie del esmalte.
  • Enfermedades autoinmunes, incluida la diabetes.
  • Problemas en el trabajo del sistema cardiovascular.
  • Tumores malignos.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Proceso inflamatorio agudo en los tejidos de las encías y mucosa oral.
  • Forma aguda de enfermedades virales o bacterianas.
  • Problema de coagulación de la sangre.
  • Trastornos mentales.

Características principales del procedimiento

 

La efectividad de la implantación de una unidad dental dependerá no solo de las calificaciones del dentista y las características de su cuerpo. También es importante pedir ayuda de manera oportuna y no retrasar la solución del problema. Si ha perdido un diente después de una lesión en la mandíbula, no lo deje mucho tiempo al aire libre. Es importante colocar inmediatamente la unidad dental en solución salina, donde se almacenará hasta que comience el tratamiento.

 

 

 

La solución ayudará a preservar la condición del diente. El producto se puede reemplazar con agua limpia ordinaria a temperatura ambiente. El almacenamiento inadecuado del diente durante un largo período de tiempo conducirá a su rechazo después de la cirugía.

 

Una característica importante del procedimiento es también un largo período de rehabilitación. Dependerá de tu cuerpo. Algunos pacientes notan una recuperación completa después de un par de semanas, para algunos este proceso se retrasa un par de meses. 

 

Para que la unidad dental no se desprenda después de la manipulación, los dentistas prohíben cualquier carga mecánica sobre los dientes:

 

  • La limpieza debe realizarse con la mayor delicadeza posible sin ejercer una fuerte presión sobre el diente instalado.
  • Eliminar los alimentos sólidos, reemplazandolos por un tiempo con alimentos en estado líquido o triturado.
  • No apriete ni afloje con la lengua el diente instalado en los alvéolos.
  • No use soluciones de enjuague bucal durante la rehabilitación.

 

Tipos de implantación 

 

Hay varios tipos de reimplantación de dientes:

 

  1. Devital, en el que inicialmente se extrae el nervio dentario para rellenar los conductos. Una vez que se llenan los canales y la encía está libre de partículas dañadas, el dentista corta la parte superior de la raíz y coloca el diente caído sobre ella. 
  2. Vital. Se lleva a cabo con un daño mínimo a los canales. Este método de reimplantación no requiere un relleno preliminar y le permite salvar la raíz del diente. 

 

 

Al momento del procedimiento, la reimplantación se divide en: 

 

  1. Urgente. Se lleva a cabo con carácter de urgencia lo antes posible después de la caída de un diente. 
  2. Demorado. La decisión sobre la reimplantación diferida la toma el dentista basándose en un examen clínico de la cavidad bucal. En presencia de procesos inflamatorios o patologías graves, el médico puede posponer la reimplantación del diente por algún tiempo. Durante este período, el paciente se somete a un curso de terapia, después de lo cual se permite la operación.

 

Etapas del procedimiento 

 

La primera etapa de la reimplantación, como en cualquier procedimiento quirúrgico, es la anestesia. Los dentistas usan anestésicos locales que se inyectan en el tejido alrededor del área. La anestesia hará efecto en aproximadamente 10 minutos, luego de lo cual se puede proceder a la reimplantación, que consta de los siguientes pasos: 

 

  1. Tratamiento cuidadoso de un diente perdido. Necesario para prevenir el desarrollo de infecciones en la boca después de la instalación del diente. El procesamiento se lleva a cabo utilizando antisépticos seguros y efectivos. 
  2. Preparación del alvéolo, del que se deben retirar todos los restos del diente, tejido dañado, etc. 
  3. Implantación de un diente en un orificio previamente preparado. 
  4. La imposición de una férula especial, que evita una tensión excesiva en el diente instalado, lo fija de forma segura para evitar que se vuelva a caer. La férula se usa hasta por 6 semanas. 

 

 

En promedio, el procedimiento no toma más de una hora. Todo dependerá de la complejidad de la reimplantación. La recuperación toma hasta 2 semanas. Para evitar enfermedades infecciosas y complicaciones, el médico puede recetar no solo analgésicos, sino también antibióticos.

¿Cuáles son las ventajas de la reimplantación de dientes?

 

La odontología moderna permite a los pacientes restaurar la integridad de la dentición sin necesidad de una corona o implante. La reimplantación de dientes es un procedimiento bastante rápido y seguro que presenta una serie de ventajas: 

 

  • Un médico puede implantar un incisivo dental incluso después de que haya estado fuera de la boca durante mucho tiempo.
  • Diente después de la instalación devuelve todas sus funciones.
  • Además, el dentista también puede procesar y sellar los canales.
  • Si la operación tiene éxito, el diente se fijará en la cavidad oral por un período de 20 años.

 

Lo único negativo es que por las características del cuerpo o si se comete un error médico se puede producir el rechazo del diente. Y, si es imposible predecir el primer motivo, el segundo se puede solucionar contactando con una clínica dental de probada solvencia, cuyos médicos tengan experiencia en reimplantes dentales.

 

La clínica dental Roig Espona brinda todo tipo de asistencia para traumatismos y daños en los dientes. Nos gusta cuidar de tu sonrisa e informarte sobre temas preventivos. ¡Visítanos!