Clinica Dental en Barcelona

Entrada: Salud dental: visitas de revisión

Las salud dental es un tema muy importante, por eso te recordamos que la  prevención es una de las recetas más eficaces para detectar de forma temprana todas las patologías, y los problemas bucales no son una excepción. Muchos pacientes acuden al consultorio dental sólo cuando notan algo anómalo en la boca. Y habitualmente dicen: “tan pronto he empezado a notar molestias he pedido hora para venir”. Y lo dicen creyendo ingenuamente que han sido muy prudentes al no esperar más. Lo que lamentablemente ignoran es que, por lo general, la mayor parte de los problemas  en salud dental no avisan en sus etapas iniciales, y cuando ya hay sintomatología, suele ser mala señal. La caries, por ejemplo, suele manifestarse casi exclusivamente (hay excepciones) cuando se encuentra muy cerca del “nervio” (la pulpa dental), y por ello, casi siempre que da molestias es necesario realizar un tratamiento de conductos (“matar el nervio”, en lenguaje coloquial).  Otras veces lo que nota el paciente es que se le ha roto un trozo de muela al comer. Y si bien puede haber sido un accidente (por ejemplo, morder un hueso de aceituna no previsto), lo más habitual es que haya una caries muy grande debajo que al ahuecar el diente haya propiciado su rotura. Y por ello, muchas veces no hay reparación (con la consiguiente extracción dentaria) o la misma es compleja, costosa y de mal pronóstico.  Y muchas veces, la muela se destruye totalmente sin ni tan siquiera llegar a doler. En las facultades de odontología enseñamos a los alumnos que el dolor es la excepción en la patología dentaria, que es mucho más frecuente que los problemas de los dientes cursen sin dolor que con dolor. Por todo ello, parece claro que es imprescindible acudir a tu clínica dental Dentes, situada en Barcelona, de manera rutinaria,  a realizarte visitas de revisión, para poder detectar las lesiones de caries en etapas tempranas, y poder con ello, proceder a reparaciones sencillas. Una reparación sencilla siempre será más rápida, económica, fiable y duradera que una compleja. Y, repetimos, sólo será posible realizarla cuando el paciente acude por una revisión de rutina, en ausencia de sintomatología, es decir, las revisiones dentales son fundamentales para evaluar la salud dental del paciente y permiten detectar patologías incluso en estadios iniciales. Es importante señalar que, desgraciadamente, la mayoría de las caries iniciales están entre los dientes, y no son visibles para el dentista hasta que ya son demasiado grandes, por lo que en las visitas de revisión (una o dos veces al año, según el riesgo de caries del paciente) es necesario realizar radiografías intraorales denominadas “de aleta de mordida”. Sin las mismas no es posible el diagnóstico de la mayor parte de las lesiones, por muy bien entrenado que esté el dentista. Hay muchos pacientes que, con razón, son reacios a la realización de radiografías. Y si bien es cierto que ha habido un abuso de la radiación por parte de los médicos, pero también hay que destacar que  la realización de dos aletas de mordida suponen un nivel de radiación prácticamente despreciable, pues se emite un rayo de muy poca potencia (no es necesario atravesar grandes estructuras), y de muy poco radio (es muy pequeña la superficie a radiar). De hecho, los dosímetros de los dentistas dan un valor prácticamente 0 cuando son sometidos mensualmente a la evaluación obligatoria. Procuremos por tanto, realizar revisiones periódicas una o dos veces al año, que incluyan siempre radiografías de aleta de mordida para poder garantizar una buena salud dental y evitarnos problemas más graves en el futuro.

Recuerda que la prevención es la clave para detectar a tiempo cualquier patología y tener una boca fuerte y sana.

Desde Dentes tu clínica dental Barcelona, deseamos que este artículo te haya sido útil y te ayude a recordar el viejo refrán “más vale prevenir que curar”.

Noticias Relacionadas