Blog

La odontología restauradora, como casi todos los campos, ha experimentado grandes cambios con la incorporación de nuevas tecnologías. Una de las más recientes, y que más utilidad diagnóstica aporta en determinados casos es el CBCT (tomografía computarizada de haz de cono, en inglés cone beam computerized tomography). Con este equipo se consiguen imágenes en 3D de las estructuras óseas (maxilares y dientes en nuestro caso) de alta precisión, de una forma semejante al ya clásico TAC. La ventaja del CBCT sobre el TAC es que con un costo mucho menor, y, sobre todo, con un nivel de radiación mucho más bajo, se consiguen imágenes equivalentes. La cantidad de información que podemos obtener con el CBCT es enorme: identificación de lesiones no aparentes en radiografía convencional, localización de estructuras anatómicas (nervios, seno maxilar, …), medición con detalle de los volúmenes óseos etc.

La combinación del CBCT con programas informáticos específicos nos permiten obtener modelos en 3D muy reales que podemos incluso imprimir (con una impresora 3D), para poder planificar mejor nuestros tratamientos. Se pueden hacer simulaciones quirúrgicas y adelantar posibles complicaciones antes de iniciar la operación real.

 

EL CBCT EN IMPLANTOLOGÍA DENTAL:

Situaciones como colocar implantes dentales no se conciben a día de hoy sin un análisis previo con CBCT del escenario quirúrgico, de cara a elegir el implante dental adecuado, determinar su posición ideal, evitar estructuras anatómicas importantes y por tanto conseguir mejores resultados. En ocasiones podemos incluso fabricar por ordenador) unas guías que permiten colocar los implantes dentales “a ciegas”, es decir, donde hemos planificaco que queremos ponerlos, sin ni tan siquiera abrir la encía. Y podemos tener preparada la prótesis provisional para que el paciente salga con los dientes colocados, en los casos en que esto está indicado (que no son ni mucho menos todos).

 

LA RADIACIÓN EN EL CBCT:

Las radiación emitida por cualquier equipo radiográfico (y el CBCT lo es) debe ser limitada al mínimo razonable. En inglés se habla de la ley ALARA (as low as reasonable available). Así, no está pensado como un equipamiento para uso rutinario, sino que tiene que haber un motivo para indicar su utilización. En cualquier caso, es bueno saber que el nivel de radiación de estos equipos es muy bajo. De hecho, un vuelo en un avión comercial provoca más radiación que la exposición a un CBCT de campo de visión bajo. Y ello se debe a que al estar más cerca del sol recibimos más radiación.  Esa baja radiación no debe llevar a sobreuso del equipamiento, pero sí reducir la alarma en caso de que se aconseje tomar uno.

 

INDICACIONES DE USO DEL CBCT:

La lista podría alargarse mucho, pero citaremos algunas de las indicaciones principales:

  • Estudio previo a la colocación de implantes dentales
  • Estudio previo a la realización de una endodoncia con anatomía compleja
  • Estudio previo a la realización de una cirugía de cordales incluidos
  • Estudio de la localización de dientes no erupcionados
  • Estudio previo a la realización de una cirugía apical

 

Desde Dentes, tu clínica dental Barcelona, esperamos que este post dedicado a las técnicas de imagen en Odontología restauradora te haya sido de utilidad y te invitamos a que si te surge cualquier tipo de duda te pongas en contacto con nosotros para poderla resolverla. ¡Te esperamos en el próximo post!

06 Ene, 2017

¿Tienes la mordida abierta?

En Dentes, como especialistas en salud dental y ortodoncia, tratamos cada caso de nuestros pacientes de manera aislada y le damos un tratamiento personalizado, acoplándonos a aquello que es mejor… Leer más
Pide Cita