Sin categorizar

¿Alguna vez has sentido que no puedes hacer vida normal por culpa de tu salud bucal? ¿Has tenido molestias en tus encías o dientes? La periodoncia hace referencia a todas las enfermedades o molestias que puedan llegar a aparecer en nuestros dientes. A continuación te explicaremos qué es la periodontitis, sus causas o de qué manera podemos tratarla.

 

La periodoncia

 

Es quizá la condición que más afecta a los pacientes. Seguro que alguna vez has escuchado de enfermedades bucodentales relacionadas a este término, pero sin saber realmente a qué se refiere.

 

La periodoncia es una especialidad dentro de la odontología que trata todas las enfermedades relacionadas con las encías. Las más comunes suelen ser la gingivitis y la periodontitis. 

 

La gingivitis

 

Es la etapa inicial de la enfermedad de las encías y dónde son más fáciles de tratar. En este punto, la causa principal de su aparición es debida a la acumulación de placa bacteriana en nuestro diente, causado por una higiene diaria muy poco eficiente. Si el cepillado o el hilo dental que utilizamos no acaban de eliminar bien la placa acumulada, esto puede derivar en que a la larga se acabe irritando el tejido y acabe causando gingivitis. 

 

La periodontitis

 

Cuando la gingivitis no consigue tratarse a tiempo, deriva en periodontitis. La periodontitis es la inflamación del periodonto (tejido que rodea y protege nuestros dientes) causando la destrucción o el desgaste del hueso debido a las bacterias (ubicadas entre la encía y el diente) que se acumulan en nuestra boca, provocando, de esta manera, la caída del diente. 

Es considerada una enfermedad irreversible, ya que una vez que el hueso del diente se ha perdido, no se puede volver a recuperar. 

 

¿Cuáles son las causas de la enfermedad periodontal?

 

Las personas que son más propensas a la sensibilidad bucal pueden perfectamente ser víctimas de esta enfermedad, aunque también puede darse por factores externos como: la diabetes, el tabaquismo, el bruxismo, la mala posición de los dientes, la ingesta de medicamentos o antidepresivos de forma habitual o los cambios hormonales.

 

¿De qué manera podemos evitar la enfermedad de las encías?

 

Nuestra recomendación para prevenir la periodontitis es realizar la correspondiente higiene bucal: cepíllate durante 3 veces al día, haz uso del hilo dental y complementa tu higiene con el uso de un colutorio. A la par, debes realizar visitas periódicas en el dentista cada 5-6 meses, dependiendo del paciente. 

 

Tratamiento

 

En todo caso, las enfermedades periodontales se pueden curar descontaminando las raíces de los depósitos de bacterias acumuladas. Aún así, si la enfermedad estás muy avanzada, muchas veces es necesario tener que practicar una cirugía para conseguir acabar con la infección. 

 

Beneficios de la periodoncia

 

Como bien hemos comentado, la periodoncia es el tratamiento que previene o acaba con enfermedades como la periodontitis o la gingivitis

 

Algunos de sus beneficios pueden ser: 

  • Eliminación de la placa bacteriana acumulada en nuestros dientes
  • Recuperación de la salud bucal
  • Realización de una limpieza dental profunda para evitar la futura aparición de esta enfermedad
  • Frenar la destrucción del hueso causado por la periodontitis
  • Acabar con el mal aliento y recuperar la estética de las encías

 

Otros métodos

 

En el momento en que la enfermedad de la periodontitis está muy avanzada y el hueso del diente está ya muy desgastado, el diente se cae. Por tanto, existen otros métodos a través de los cuales de pueden ayudar a los pacientes a sentirse agusto con su boca. 

 

Uno de ellos es a través de la implantología dental. Esta consiste en colocar una “raíz” artificial (hecha generalmente de titanio) que se coloca en el hueso de los maxilares. 

Con los implantes dentales puedes restaurar desde un diente aislado o un conjunto de ellos, hasta poder llegar a completar toda la boca.

 

Proporciona una restauración altamente predecible que preservará y fortalecerá el hueso, dando así una sensación completamente natural en todo momento.