Blog

Dentro de la odontología existen diferentes ramas y especialidades dedicadas a investigar y solventar todas y cada una de las varias patologías presentes en cada rama.

La odontología estética es una especialidad que se encarga de los cuidados y la resolución de problemas odontológicos que afecta la estética y la armonía de las piezas dentales. A pesar de que existen numerosos problemas que afectan tanto a la salud como a la estética de la dentadura, hay un pequeño grupo de complicaciones más comunes entre los pacientes.  

Conozcamos un poco más cuáles son estos problemas comunes y cómo podemos solucionarlos.

Patologías más comunes de odontología estética

Las caries pueden considerarse un problema estético dental, aunque estas afecten directamente a la salud dental general, hacen que el diente pierda su aspecto normal, lo oscurecen y destruyen la estructura ósea. Para acabar con una caries que es superficial basta con un tratamiento de restauración simple, pero cuando la caries alcanza la parte interna del diente, entonces se debe recurrir a un tratamiento de endodoncia y restauración dental.

Lo que se conoce como “hipoplasia del esmalte” es una condición que se produce debido a que en el momento de la formación de las piezas dentales no tuvo lugar una correcta mineralización del esmalte, lo que acaba por provocar la aparición de manchas blancas, casi siempre ubicadas en los incisivos superiores. La mayoría de los casos suelen ser leves y pueden solucionarse con un simple blanqueamiento dental e infiltración de resina para ayudar a eliminar las manchas.

Discromía dental, se llama así a la alteración del tono de los dientes bien de manera interna o externa. Cuando el tono de los dientes se ve afectado de forma interna se conoce como “discromía intrínseca” y suele estar provocada por enfermedades sistémicas, displasias dentales, ingesta de medicamentos o por el envejecimiento.

Mientras las alteraciones del tono en los dientes de forma externa se conoce como “discromía extrínseca” y está provocada por los malos hábitos de higiene, tabaquismo y bebidas como el café o vino, entre otras cosas. Para la discromía externa la mejor solución es un tratamiento de blanqueamiento dental y cambiar algunos hábitos alimenticios, mientras que para la discromía interna la solución más viable sería un tratamiento estético dental de camuflaje como las carillas dentales.

La abrasión o desgaste dental es otro de los problemas más comunes, y casi siempre surge como resultado de los problemas de bruxismo nocturno, mala oclusión o atrición dentaria. En este caso, el proceso de restauración suele ser un poco más complicado y dependerá en su totalidad del estado en el que se encuentren las piezas dentales, viéndose afectadas en menor o mayor medida. Algunos casos requieren el uso de múltiples fundas, siendo estos los casos más graves, mientras que por otro lado los dientes menos afectado por el desgaste pueden llegar a ser restaurados con el uso de materiales resistentes en el que, además de la estética.

En cualquiera de los casos, para evitar un futuro desgaste se deben solucionar los problemas de maloclusión mediante ortodoncia o del bruxismo nocturno con el uso de la fundas dentales que evitan el roce de las piezas durante el sueño del paciente.

Uno de los casos más difíciles es cuando la estética dental no está directamente afectada por la forma o posición de las piezas dentales, sino por los tejidos blandos que les rodean. Hablamos de encías abultadas, una condición también conocida como “sonrisa gingival”. Para esta condición la solución es una gingivectomía.

Sea cual sea tu caso, te invitamos a acudir a una primera evaluación en Dentes, nuestra clínica dental de Barcelona. Nuestros profesionales en estética dental se encargaran de encontrar la mejor solución para ti.

¡Te esperamos en Dentes!

17 Dic, 2015

La amalgama dental ¿es tóxica?

Hace más de 25 años que en nuestra clínica odontológica Dentes no utilizamos amalgama de plata. Empezamos así porque no queremos que parezca que tratamos de defender este material. Pero… Leer más